equipo trabajando

Especialistas en Empresa Familiar

La Empresa Familiar tiene una gran importancia, tanto desde el punto de vista económico como social. No obstante, una parte significativa de estas empresas desaparecen en la segunda generación, sólo un 3% llega a la tercera.

Las Empresas Familiares que se han desarrollado y consolidado en el tiempo son las que han sabido conjugar propiedad, familia y gestión.

Escura cuenta con un equipo multidisciplinar altamente profesionalizado dedicado al asesoramiento de Empresas Familiares, y con una dilatada experiencia en los problemas específicos que surgen derivados de la combinación de aspectos familiares y empresariales, tan diferentes a los de otras empresas.

Para conocer las características de una Empresa y/o Grupo Familiar, organizamos, gratuitamente, los Desayunos de Empresa Familiar, que consisten en analizar una determinada empresa o grupo empresarial, a los efectos de presentarle una propuesta para garantizar la más eficiente gestión de su compañía.

Para concertar una visita llámenos 93 494 01 31, y pregunte por Departamento de Empresa Familiar.

Servicios del Área:

No hay en nuestro ordenamiento jurídico un concepto de empresa familiar. La única referencia que existe al respecto en nuestra legislación es la relativa a los requisitos que se deben cumplir, de acuerdo con la legislación tributaria, para obtener la exención en el Impuesto sobre el Patrimonio y la bonificación de un 95% en el impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, por la propiedad y transmisión de la empresa a los miembros del grupo familiar.

Sin embargo, podemos considerar como empresa familiar aquella en la que se dan las siguientes circunstancias:

  • Una familia posee una participación significativa en el capital social de la empresa.
  • Dicha participación permite a la familia ejercer el control político y económico sobre la empresa.
  • La familia participa en la gestión de la empresa de forma activa.
  • La familia propietaria desea que la empresa continúe en manos de la familia.

La empresa familiar, por su naturaleza, presenta ciertos retos que le son únicos, entre ellos: separar la relación familiar de la de los negocios, mantener las relaciones en la segunda y siguientes generaciones y planificar la sucesión y la repartición accionarial.

La coexistencia en la empresa familiar de una pluralidad de personas con necesidades divergentes origina todo un abanico de conflictos que pueden llegar a afectar a la empresa familiar si no se adoptan las medidas pertinentes.

Las principales problemáticas son:

  • Relevo generacional:
    → Sucesión en el liderazgo de la empresa.
    → Incorporación de las nuevas generaciones.
  • Confusión entre propiedad y poder de gestión sobre la empresa familiar.
  • Deterioro de las relaciones entre los familiares propietarios de la empresa familiar.

Existencia de interrelaciones de carácter afectivo y material que se derivan de los 3 grupos de personas involucradas en la empresa familiar (familia, propiedad y
empresa) y las dificultades de conjugar las mismas para evitar que afecten a la empresa familiar.

Es habitual cuando se empieza, que la única preocupación del empresario sea hacer crecer la empresa y consolidarla. Una vez la empresa crece, el empresario amplía y diversifica la actividad y en muchas ocasiones ha fundado más de una sociedad. En la mayoría de los casos no ha sido un crecimiento ordenado y existe una gestión descentralizada y un negocio desordenado.

En este sentido, es conveniente reorganizar la empresa familiar realizando una serie de operaciones que permitan dotar a la misma de la estructura de sociedad holding familiar.

Los objetivos a conseguir son principalmente los siguientes:

  • Concentrar el poder político de las participadas
  • Ordenación de los negocios y minimización de riesgos
  • Evitar que los conflictos se transmitan a las empresas operativas
  • Protocolo familiar y órgano de administración
  • Concentración de activos y de recursos

El protocolo es el documento marco en el que una familia empresaria establece las reglas de actuación y comportamiento que deben regir las diferentes relaciones entre la familia y la empresa.

El contenido del Protocolo Familiar no es estándar, dependerá de cada situación familiar-empresarial y del resultado del análisis particular que se lleve a cabo.

Las principales finalidades del protocolo son:

  • Intentar asegurar la continuidad de la empresa.
  • Previsión de potenciales conflictos (sucesión de la empresa, retribución de los familiares-empresarios, confusión entre propiedad y capacidad, etc.)
  • Establecimiento de mecanismos de resolución.
  • Establecer las bases para que la familia aborde y regule los temas empresariales de una forma más ordenada, profesional y objetiva.

En Escura disponemos de un equipo multidisciplinar altamente profesionalizado dedicado a las Empresas Familiares con experiencia en los problemas específicos que surgen derivados de la combinación de aspectos familiares y empresariales, tan distintos de las otras empresas.

Si desea contactar directamente con un profesional Puede enviar un correo electrónico en atención de aescura@escura.com o bien llamar al 934940131

Para más información, puede consultar la información que adjuntamos a su derecha.

BLOG DE ESCURA

Contacto


Ana Escura
aescura@escura.com
0034 662 38 66 01

Documentación Empresa Familiar

Solicita Información

    * Campos obligatorios

    Servicios Relacionados